Manuel Sanhouse Jr, el talento no es cuestión de nombres

Prensa Trujillanos FC || @Trufc

En la mayoría de las historias hasta ahora contadas, la pasión por futbol se hereda de los padres, aún más, si este hace de la práctica del mismo su profesión. A pesar de ello, son pocos los que deciden seguir su ejemplo y entregarse por completo al mundo del balompié; en dichos casos, propios y extraños se dejan guiar por el viejo refrán “de tal palo, tal astilla”, alegando que cualidades y aptitudes se llevan en la sangre, y que la genética no falla; pero que si hay algo más allá de eso, de solo seguir patrones y conductas, donde a pesar de contar en su palmarés con un apellido reconocido, se logre brillar por luz propia, triunfando gracias a un verdadero talento natural, uno, como el del arquero Manuel Alejandro Sanhouse Santigo Jr, quien paso a paso ha decidido escribir su propia historia.

El actual golero del Trujillanos FC, apenas cuenta con 19 años de edad y una carrera esperanzadora. Nacido en Caracas, pero merideño de corazón -estado al que partió a sus 4 años de edad-, el hijo del mítico arquero Manuel Sanhouse, tiene muy claro que desea forjar por méritos propios, su nombre en el balompié nacional. Manuel, luego de ver los primeros años de su vida a su padre defender el arco como pocos, se decantó por dicha posición en el futbol y de esa manera comenzó su andar en la escuela de futbol “el Country”, ubicada en la ciudad de Mérida; a los 15 años viajaría a San Cristóbal, ya establecido en la plaza más futbolera del país, inicia su preparación con la sub 16 del Deportivo Táchira, club en el que jugaría distintas categorías (sub 16, sub 18 y sub 20), quedando campeón nacional sub18.

El esfuerzo y sacrificio de aquel niño se verían cada vez más recompensados, a tal punto, que comenzaría a ser convocado a los distintos módulos de preparación de la Vinotinto sub 17, e incluso formando parte de la convocatoria que participo en el Sudamericano de dicha categoría disputado en Chile en el 2017. Pese a no disputar minutos en dicha competición, el guardameta –para entonces del Deportivo Táchira- siguió trabajando duro, lo que traería posteriormente varias convocatorias como segundo arquero del primer equipo de “Pueblo Nuevo”, y a los diversos llamados a los módulos de la Vinotinto sub 20 realizados en diferentes plazas del territorio nacional. 

Sus destacadas actuaciones, juventud, entrega, jerarquía, calidad física y técnica; llevaron al conjunto del Trujillanos FC a decantarse por el muchacho de apenas 19 años para defender la ciudadela Amarilla y Marrón para el presente Torneo Apertura 2019 del Futbol Profesional Venezolano.  En la actualidad, se han disputado tres jornadas del “Futve”, siendo Sanhouse titular indiscutible para la causa guerrera, lo que demuestra con hechos la calidad futbolística de dicho jugador.

Si bien, Manuel Alejandro Sanhouse Santiago, cuenta con la buena fortuna de llevar en su sangre pasión y gloria futbolera, además, de un importante apellido reconocido en el futbol nacional, desea más que nadie el éxito por mérito propio, con base en su talento, sacrificio y trabajo. Sin duda, el guardameta guerrero, es uno de los nuevos talentos venezolanos, uno de esos que se les vaticinan la grandeza y la gloria; uno con sello de exportación y nivel de selección. Porque más allá de algún apellido o genes, él sabe contar en cada atajada su propia historia.